22 junio 2009

A lo lejos, Menkaura. Elena O'Callaghan i Duch

Gamal es uno de los millones de niños trabajadores de Egipto. Mientras su padre pasea turistas en su camello, él vende souvenirs junto a las pirámides de Giza: Jufú (Keops), Jafra (Kefrén) y Menkaura (Micerino). La acción va alternando presente y pasado.
En el presente, tendrá que evitar a la policía; conocerá a una turista (álter ego de la autora) y a sus hijos, quienes le sacarán una foto que no podrá recibir nunca por no saber escribir su dirección; y entrará en contacto con una arqueóloga que le dará la posibilidad de cambiar de vida.
Mientras, vamos conociendo su pasado: el traslado de su familia a la ciudad de los muertos, en El Cairo, el fallecimiento de su madre, la enfermedad de Gamal por trabajar por las noches en el fango, la adquisición del camello...
La historia fluye con un lenguaje sobrio y preciso. En ningún momento chirrían los cambios de tiempo. Recorre el libro algo esencial en la civilización egipcia: la cultura de la muerte. Pero además hay mucha vida, como no podría esperarse menos de chavales vitalistas y supervivientes como Gamal.

6 comentarios:

  1. A ti, desconocido "bloguero": Gracias por resenyar mi libro sin copiar el texto de la contracubierta! :-)
    Como mínimo, te lo has leído, cosa que no pueden decir la mayoría de los que hacen reseñas de obras e incluso algunos de los llamados críticos literarios.
    Elena

    ResponderEliminar
  2. Perdón, se me escapó la ny catalana. Era "reseñar" por supuesto.

    ResponderEliminar
  3. Hoy me ha llegado el libro al colegio y me preguntaba dónde lo había visto. Ahora he recordado tu interesante reseña que leí el lunes.
    Muy curioso el comentario de la autora. (La copia de las contraportadas no son solo una costumbre casi imposible de erradicar de los trabajos escolares).

    ResponderEliminar
  4. De nada, Elena. Me dedicaste el libro en la entrega del premio (a mi padre se lo dieron por Barro de Medellín), te prometí leerlo y hacerte saber mi opinión. No sabía que te iba a llegar tan pronto.
    Yo también escribo sobre algunos libros sin haberlos leído, pero suelen ser más anuncios de lanzamientos y cosas similares. Solo doy mi opinión sobre un libro si lo he leído, y no entiendo que se pueda hacer de otra forma.
    Gracias, Evaristo. Es lo que tiene este blog, que a veces te sorprende con ilustres visitas que además comentan. Me imagino lo que dices, como también es muy difícil evitar que entre gente en el blog buscando resúmenes para los trabajos.

    ResponderEliminar
  5. JG, ¿de veras te dediqué el libro? ¡Tiene gracia! Y yo sin saber quién eres... ¿Te lo dediqué en la presentación de Madrid o en la de Barcelona? Bueeeeno, qué misterioso es esto de Internet. No deja de tener su intriga y su encanto. :-)

    A Evaristo: no sabes cómo me alegro de que te haya llegado el libro al colegio. Porque lo que es en las librerías... estoy recibiendo llamadas de toda España preguntando a ver dónde lo pueden conseguir.

    ¡JG, mueve hilos! después de leer tus aportaciones, algo tendràs tú que ver con la editorial, ¿no?

    Mira que si eres el director in person, camuflado de bloguero... Ya digo, esto de Internet, es fascinante.

    Elena

    ResponderEliminar
  6. Elena O Callaghan, soy un alumno de 3º ESO: el lunes tengo exámen de este libro, pero resulta que son las fiestas de mi pueblo, y la profesora nos ha encomendado esta tarea hoy :s. Por favor,¿ me puedes hacer un comentario en este blog con un resumen algo amplio, con el final detallado y todo? Te prometo que leeré el libro después de esto, como también me leí "Pequeño roble" y alguno más tuyo cuyo nombre no me acuerdo.

    Gracias, Raúl.

    ResponderEliminar