16 junio 2009

¿Paradoja?

En unas Jornadas de literatura infantil y juvenil latinoamericana se concluye que no existe literatura infantil y juvenil, y menos literatura infantil y juvenil latinoamericana.
Aquí

7 comentarios:

  1. uy, qué nerviosa me ponen a mí esas conclusiones... :S

    ResponderEliminar
  2. yo no pude ver la pagina... saben si hay alguna problema con ella?

    ResponderEliminar
  3. Editado, ya se puede ver.
    Había cambiado la dirección original.

    ResponderEliminar
  4. ¡Claro que sí existe! Los jóvenes están volviendo a leer y a descubrir la literatura juvenil. Sólo se necesita un poco de más promoción.
    Soy una autora de literatura juvenil reciententemente publicada (mi obra se llama El Quinto Dragón)y tengo fe en que los jóvenes latinoamericanos lean.

    ResponderEliminar
  5. La literatura infantil y juvenil es una convención, como lo es la literatura rusa, africana o de vanguardia. Es una convención urdida por periodistas, editores, prescriptores, etc. Lo que hay es literatura y suponerla en reparticiones, en cajoncitos, es el recreo dilecto de todo maniático obsesivo. Desde luego esa práctica ha traído siempre más problemas que bondades. Tener fe en que lean los jóvenes latinoamericanos, o cojos o que calcen 42, no se distingue de la fe en que lean los ancianos bengalíes, ambidiestros o miopes.

    ResponderEliminar
  6. Da la sensación de que la gente que dice que no existe la literatura infantil y juvenil lo afirma porque le da vergüenza afirmar que se dedica a escribir o a estudiar este tipo de literatura. Claro que existe. Si la gente lee, la literatura existe. Si los niños y jóvenes leen, la literatura infantil y juvenil existe. Es la que ellos leen, la que adoptan como propia. Y bien felices que deberíamos estar todos porque dicha literatura exista. Significa que que tiene lectores. La literatura que no puede existir como tal es la que no tiene ni tuvo nunca ningún lector.

    ResponderEliminar