12 enero 2017

Los motivos por los que Michael Ende escribía para niños y rajada de la película


Gracias a Pilar Pascual (autora de Mundo Sueño), he podido leer una increíble entrevista en El País titulada Michael Ende, la realidad de la fantasía. En ella, el autor de La historia interminable pone de manifiesto algunas influencias, no solo literarias, sino pictóricas o filosóficas, que tuvo a la hora de escribir esta obra. No cabe duda de que fue uno de los mayores fenómenos de la literatura juvenil de todos los tiempos.

Aquí una de sus respuestas, en la que casi se extraña de que le hagan algo parecido a la pregunta de El gran salto y justifica la dedicación a la literatura para niños de una forma maravillosa.
P. La heroína de Momo es una niña. Bastián es un niño de 10 años. ¿Por qué esa predilección por los héroes infantiles?

R.. Hoy día todo el mundo encuentra normal que los escritores penetren en el mundo de las cárceles, en los manicomios o en las minas de carbón. ¿Acaso hay que considerar aparte a los que escriben para el público infantil? Creo que los supuestos adultos no son tan maduros como para percibir que un cuento para niños es también para ellos. Las culturas nacionales han dejado de tener sentido. Hay que encontrar otros vínculos que unan a los hombres, y el mundo de los niños constituye precisamente una nueva comunidad. Si juntamos a tres niños (uno negro, otro asiático y otro europeo), no tendrán ningún problema para comprenderse. Lo mismo ocurre con los cuentos, ya sean africanos, gitanos, rusos o chinos: todos ellos se parecen, y puede encontrarse, con algunas variantes, el mismo cuento de Cenicienta en todos los rincones del mundo. Vea el mérito que tienen los escritores profundos.

No recordaba que hubiese sido tan beligerante contra la película, y he encontrado un vídeo que no tiene desperdicio. En menos de dos minutos se despacha a gusto. La principal crítica es que a la película le falta inspiración, mostrar el mundo de fantasía, que a su juicio «apenas supera el nivel de un club nocturno del montón».


Si quieres ver a Michael Ende, y a otros grandes escritores de LIJ, cuando era pequeño, pincha aquí.
Si quieres ver el Doodle que Google le dedicó a La historia interminable en 2016, pincha aquí.

28 diciembre 2016

La Moncloa me llama la atención por un error con Rajoy

Mariano Rajoy en la biblioteca de Fakeland
Es muy fuerte lo que me ha pasado y todavía no sé si hago bien en publicarlo. Las altas esferas del gobierno se han movido. Después de una serena reflexión, todavía no tengo claro lo que debo hacer. A lo mejor tengo que asumir mi error, pedir perdón y seguir hacia delante con la cabeza (del blog) bien alta. O a lo mejor no tengo que hacer nada. ¿Me podéis ayudar en una decisión tan complicada?


Todo empezó el 13 de diciembre, día en el que publiqué una entrada llamada Leer a los niños no da buena imagen en España. Quién sabe, quizá si lo hubiese publicado en 12 o el 14, no habría pasado nada, pero tuvo que ser el 13. En el pequeño artículo, ponía de relieve que siempre había imágenes fácilmente encontrables y reconocibles de los presidentes de EEUU leyendo o contando cuentos a niños. Les gustase o no, eran conscientes del valor de la animación a la lectura. Les gustase o no, eran fotografías o vídeos que les proporcionaban una buena imagen y, por añadidura, votos, que es el alimento de los políticos.

Sin embargo, había hecho la prueba con los presidentes de España y no había encontrado fotos de ninguno. Decía que quizá existiesen pero que, al contrario que en el país norteamericano, no se podían encontrar fácilmente ni estaban en el imaginario colectivo.

Pues bien, hace cinco días recibí un correo electrónico del jefe de comunicación de la Moncloa: Don Eloy Umbro Mista. En él se me instaba a rectificar ipso «pacto» la información que había dado y a entonar un «meo» culpa. Para mostrarme a las claras lo equivocado que estaba, me ha proporcionado diverso material audiovisual. Parece evidente que Mariano Rajoy no solo cuenta cuentos a los niños por obligación, para mejorar su imagen, sino que lo hace con pasión, vehemencia y muy buen ánimo.

Rajoy representando "Donde viven los monstruos" en el White House´s Ocent Garden
(Jardín Ocent de la Casa Blanca), al que fue invitado por Obama cuando conoció sus dotes
Rajoy recitando poesías de Gloria Fuertes ante una delegación de la embajada de Japón
Y a los incrédulos que piensan que estas imágenes son burdos montajes les diré que al principio yo también lo pensé. Sin embargo, junto con las imágenes me dieron acceso a una gran cantidad de grabaciones de sonido y vídeo en las que se oye y ve claramente al presidente contando historias. He de decir que es un narrador todoterreno, toca con gran solvencia cualquier género y estilo. Sin embargo, después de escuchar horas y horas de material, he podido detectar que con el que se encuentra más a gusto es con el género del absurdo, es un maestro del nonsense. Todavía resuena en mis oídos su reinterpretación de la obra de Maurice Sendak: «los monstruos son muy monstruos y mucho monstruos», o aquella aclamada y aplaudida fábula sobre la democracia y la tiranía que recojo a continuación:



Por tanto, ante la abrumadora avalancha de pruebas, no me queda otra que pedir perdón y rectificar mi artículo.

Pero hoy no... ¡mañana!

Me he sentido igual de estupefacto que ahora en ocasiones anteriores.

22 diciembre 2016

Los ilustradores nos felicitan las fiestas

Como viene siendo habitual por estas fechas, los ilustradores de literatura infantil y juvenil nos alegran con su arte, su originalidad, sus buenos deseos o su incitación a la reflexión. Siempre es de agradecer que los artistas pertenecientes a un sector en el que es tan difícil sobrevivir, como indicaban las cifras de la encuesta de APIM - Ud. está aquí, dediquen algo de su tiempo a regalarnos color. Muchas gracias. Me encantáis.

Javier Jaén

Blanca BK

Carme Solé Vendrell

Susana Rosique

Eric Carle

Francesc Rovira

Gusti

José Luis Navarro

Marcelo Pérez

Maria Espluga

Materia Dispersa

Miguel Tanco

Susana Rosique

Teresa Coll Sanmartín

Tesa González

13 diciembre 2016

Leer a los niños no da buena imagen en España


Iba a publicar una entrada con el falso libro infantil de Donald Trump que le hicieron hace un año en el programa de Jimmy Kimmel, Winners aren´t losers (Los ganadores no son perdedores), pero me he liado. Además de que no es un tema actual, me ha sugerido otro más inquietante.

Al ver la imagen de Trump con estos niños, después de intentar descifrar sin éxito si está leyendo, durmiendo o levantando la mano para pedirse primer, me he dado cuenta de que fácilmente me venían a la cabeza imágenes similares de sus antecesores. No hay presidente de Estados Unidos sin su foto o vídeo, no ya rodeado de niños, sino contando o leyendo cuentos a niños. Barack Obama sale en muchas. Su libro infantil favorito debe de ser Where the wild things are (Donde viven los monstruos), de Maurice Sendak.



George W. Bush estaba precisamente en un colegio, junto a un cartel que rezaba Reading makes a country great (Leer hace grande a un país), justo cuando le comunicaron que un avión acababa de colisionar con una de las torres gemelas, el 11-S. Bill Clinton, George Bush padre... son fotos fáciles de encontrar.


Animado por esto, me propuse a hacer lo propio con los presidentes de España: Rajoy, Zapatero, Aznar, Felipe, Suárez. No puedo decir que no exista el material, es posible que sí, pero yo no he sido capaz de encontrar nada con la misma facilidad que con los anteriores. Deduzco que consideran que una imagen así no les aporta votos ni mejora su imagen pública. Me da bastante pena. En la Casa Real ocurre algo curioso. Es Doña Letizia la encargada de acudir a todos los actos relacionados con literatura infantil y juvenil. Quizá porque un «hombre de estado» no debe preocuparse por esas cosas.

Estoy seguro de que algunos presidentes de EEUU no tienen ningún interés en fomentar la lectura infantil, pero es un acto que tienen que hacer. Y eso ya tiene importancia. Tampoco les gustará reunirse con determinados mandatarios u organizaciones, pero es su obligación. Ya sea por obligación o por vocación, bienvenido sea.

Con este tema, como casi siempre, intento denunciar lo que no me gusta, aunque sea propio, y aplaudir lo que sí, aunque sea ajeno. Pero todo con buenas formas, sin entrar en la trinchera.

12 diciembre 2016

XIV Premio Anaya: La sonrisa de los peces de piedra, de Rosa Huertas

La obra juvenil La sonrisa de los peces de piedra, de Rosa Huertas, ha merecido el XIV Premio Anaya de Literatura Infantil y juvenil, dotado con 12.000 € y la publicación en la editorial, durante el mes de abril.

La obra, dirigida a lectores a partir de 14 años, narra la historia de Jaime y de su madre, que vivió en los años de la movida madrileña. A raíz de la muerte del abuelo de Jaime, un secreto que guardaba la madre comienza a destaparse. Los integrantes del jurado afirmaron que destaca por «ser una novela profundamente humana (...) una historia que atrapa desde el principio, en la que la tensión, unida a la búsqueda de los orígenes, se entremezclan para irnos conduciendo, a través del Madrid de la movida, a la resolución del conflicto».

El jurado ha estado integrado por Mónica Rodríguez (escritora y ganadora de la convocatoria anterior), Carmen La Parra (profesora), Rodrigo Rivero (Librería Lé), Sebas G. Mouret (booktuber) y Pablo Cruz (editor de Anaya Infantil y Juvenil y presidente del jurado). A esta edición se presentaron 27 originales procedentes de España y México.

Rosa Huertas nació en Madrid. Es doctora en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de Murcia.Con su primera novela, Mala Luna, obtuvo el Premio Hache de Literatura Juvenil 2011. Con la segunda, Tuerto, maldito y enamorado, consiguió el X Premio Alandar de Literatura Juvenil. En Anaya ha publicado Mi primer libro sobre Cervantes, Mi vecino Cervantes y Todo es máscara.

Leer la nota completa en el blog de Anaya.

Actualizado el tema de Premiados en todas las ediciones de los principales concursos de LIJ

02 diciembre 2016

Los precios en "libros vendidos"


La Charte des auteurs et des illustrateurs pour la jeunesse, una entidad francesa cuyos miembros son escritores e ilustradores de literatura infantil y juvenil, ha realizado una campaña publicitaria llamada En la piel del autor juvenil con el fin de concienciar a la gente de que la realidad del creador no es tan brillante como puede parecer si nos fijamos exclusivamente en la figuras de mayor relumbrón. En España, ocurre tres cuartos de lo mismo, como ponía de manifiesto Ana Garralón recientemente.

La campaña francesa muestra a escritores e ilustradores reales en situaciones más o menos cotidianas y la traducción del precio en euros al precio en libros vendidos. Una gran campaña para visibilizar una triste realidad.

Puedes ver todas las fotos, de Laura Stevens, en la página de Facebook.

Conoce más temas o campañas de publicidad relacionados con la LIJ.









24 noviembre 2016

Premios CCEI 2016 y Lista de honor (pendiente)


Se han concedido los LV Premios CCEI para libros infantiles y juveniles y los XX Premios CCEI de ilustración.

Modalidad Literatura Infantil y Juvenil

Ganadora
Editorial Bruño, por Iliana, la niña que escuchaba el viento, de Antonia Ródenas, con ilustraciones de Carme Solé Vendrell.

Lista de Honor
(pendiente)




Modalidad de ilustración

Ganadora
Edelvives, por Dip, de Eva Sánchez, que ya fue Premio de Álbum Ilustrado Edelvives.

Lista de Honor:
(pendiente)


Puedes ver en el siguiente enlace ediciones anteriores de los Premios CCEI.