02 julio 2009

Mil millones de tuberías. Diego Arboleda y Raúl Sagospe

El lugar donde vive M es un "vasto reino de fábricas, metal y tuberías". Hay un rey que parece ausente, un consejero que parece el rey, la feroz Guardia Real...
Un meteorito cae en el trozo de patio que le han asignado a M sus padres, por lo tanto considera que es suyo. El consejero, no obstante, se lo llevará a cambio de una una visita al palacio y de que se quede un trozo de meteorito.
El problema surge cuando los científicos de palacio hacen desparecer el meteorito debido a una reacción que flipas, vamos, que la lian parda. El único trozo que queda es el de M.
Cuando van a por él, tanto el niño como el trozo de meteorito no están. Alguien le ha llamado desde una de las tuberías del sótano. Es la Resistencia al rey, que tiene su casa y su centro de operaciones en grandes tuberías abandonadas. Su principal baza, un plano de esa red de tuberías laberíntica que les hace llegar prácticamente al lugar del reino que quieran.
M tiene una idea fija en la cabeza, hablar con el rey, y hará lo que sea por lograrlo.
Mil millones de tuberías es fundamentalmente un libro de aventuras que se desarrolla en ese particular mundo de tuberías y metal. La trama funciona muy bien, apenas da descanso al lector. Aunque no nos demos cuenta, hay bastantes pistas de lo que se descubre al final.
Normalmente en los libros juveniles no suelo poner en el título del tema el nombre del ilustrador, porque suelen tener pocas o ninguna ilustración, pero en este caso es imposible no nombrarlo: Raúl Sagospe. No hay una página del libro sin ilustrar, y consigue dibujar con solvencia ese complejo mundo imaginado por Diego Arboleda. Además, se nota una coordinación no sé si personal o al menos editorial, al sustituir texto por imágenes (pág. 131: Alboratorio) o al hacer mención expresa a la ilustración (pág. 150: Esta batalla:)

Si queréis saber más cosas del libro: Mil millones de tuberías

3 comentarios:

  1. Qué reseña tan acertada! Es un librito estupendo, os lo recomiendo.

    ResponderEliminar
  2. Para mí,es un libro pésimo.No lo recomiendo ;)

    ResponderEliminar