04 noviembre 2010

Presentación de Cuentos a la orilla del sueño, Fundación Theodora

Día: Sábado, 6 de noviembre
Hora: 12:00
Lugar: Casa del Libro de Madrid - Gran Vía

En 1993, en Suiza, se creó la Fundación Theodora con la intención de ofrecer momentos mágicos a niñas, niños y adolescentes enfermos y hospitalizados. Así nacieron los Doctores Sonrisa, unos verdaderos artistas profesionales, que visitan incansablemente hospitales para contagiar su alegría a estos niños cuando más lo necesitan. En España lo hacen desde el año 2000.
Ahora, coordinado por Antonio Ventura, acaba de publicarse un libro magnífico, Cuentos a la orilla del sueño. Los beneficios que se obtengan por su venta irán directamente a la Fundación Theodora. En él han colaborado veintiséis escritores y otros tantos ilustradores. La lista es realmente extraordinaria: Alfredo Góemz Cerdá, Pep Albanell, Fernando Alonso, Eliacer Cansino, Joan Manuel Gisbert, Gustavo Martín Garzo, Xabier P. DoCampo… (entre los escritores); Javier Zabala, Pablo Auladell, Emilio Urberuaga, Rocío Martínez, Elena Odriozola, Ignasi Blanch… (entre los ilustradores).
La portada es de Noemí Villamuza. Está prologado por los periodistas Juan Ramón Lucas, Carles Francino y Carlos Herrera.
Desde su blog, Alfredo Gómez Cerdá os anima a asistir o a comprarlo.
Yo, si las autoridades (menudas) lo permiten, acudiré.

3 comentarios:

  1. Como me gustaría poder asistir! Excelente propuesta, mucha suerte!

    ResponderEliminar
  2. Hoy, el discreto lector (http://discretolector.blogspot.com/2010/11/la-virtud-de-la-sonrisa.html) publica con su habitual sensibilidad, La virtud de la sonrisa, una entrada dedicada a este libro.

    ResponderEliminar
  3. El acto estuvo bien. La doctora Melosita contó tres cuentos, el de Alfredo Gómez Cerdá, el de Pablo Albo y el de Fernando Alonso.
    Evaristo, se nota que el disctreto lector ha conocido a doctores sonrisa de cerca. Yo sabía de su existencia, pero nunca había tenido uno enfrente hasta el sábado pasado. Me recuerdan a otros que yo mencionaba en La chica del andén de enfrente: Payasos sin fornteras.

    ResponderEliminar