17 enero 2009

Pemios Edelvives 2009: Ala Delta y Alandar

El autor Patxi Zubizarreta (Ordizia, 1964), con su obra en euskera Xía Tenzinen bidaia miresgarria (El maravilloso viaje de Xía Tenzín), ha resultado ganador del XX Premio de Literatura Infantil Ala Delta, convocado por el Grupo Editorial Luis Vives.
Sobre su obra, Patxi nos cuenta: "El maravilloso viaje de Xía Tenzin narra el largo y accidentado viaje de un hombretón tibetano —2’40 metros— para hacer realidad su sueño de ver el mar y encontrar a su padre desaparecido. En su largo peregrinaje se encontrará con todo tipo de personas y recorrerá los paisajes del Tíbet y de China en su deseo de llegar al mar Amarillo. El relato nos trae ecos y referencias de Las mil y una noches, de Marco Polo, de Calvino, de Tolstoi o, como el propio título indica, de Selma Lagerlöf… Quiere ser una propuesta de viaje tanto por una geografía concreta como a través de la historia de la literatura. Y he querido utilizar el elemento fantástico para reivindicar la necesidad de la utopía y del sueño en nuestras vidas tan pragmáticas. En una sociedad desengañada y desencantada son necesarios nuevos encantamientos, nuevas epopeyas, pero a través de personajes sencillos y en absoluto heroicos".

El autor Eliacer Cansino (Sevilla, 1954), con su obra Okey, señor Foster ha resultado ganador del IX Premio de Literatura Juvenil Alandar, convocado por el Grupo Editorial Luis Vives.
El autor nos cuenta: "En Okey, señor Foster he pretendido contar ese momento en que un niño se asoma al mundo, para él desconcertante, de los adultos; las dificultades de su propia vida en un pueblo marinero del sur, llamado Umbría; el tránsito a la adolescencia y el encuentro con unos personajes singulares que le harán vivir situaciones arriesgadas. Una historia en la que cada personaje no es lo que parece y donde cada uno pretende encontrar una respuesta a sus conflictos. Perico, el protagonista, casi un adolescente, se deslumbra con la presencia de un fotógrafo inglés que le descubre intrigantes tramas de relaciones humanas hasta el momento desconocidas para él. Y todo transcurre en el ambiente aparentemente tranquilo, pero profundamente asfixiante, de la sociedad franquista. Me gusta reflexionar sobre asuntos existenciales, sobre la lucha de los seres humanos por encontrar el sentido de su vida, y me gusta contarlo a través de historias sencillas que reflejen esa perplejidad".

No hay comentarios:

Publicar un comentario