18 febrero 2011

El silencio se mueve. Fernando Marías

Joaquín Pertierra fue un ilustrador de los años 50, 60 y 70, descubierto por el ilustrador actual Javier Olivares a través de una curiosa investigación que puedes seguir aquí. A su vez, Fernando Marías, ha encontrado material en la vida de su hijo, Juan Pertierra, para escribir una novela.

Padre e hijo atesoraban el don de escuchar el silencio, lo que les permitía descubrimientos prodigiosos. Muerto su padre, y abandonado por el silencio, Juan se encuentra desorientado. Un día, recibe la visita de su vecina Liza, desesperada porque su hija desaparece de vez en cuando y realiza extraños dibujos. Cuando Juan los ve, se queda a cuadros. En todos aparece un señor con un "gran tenedor" junto a la que reconoce como la vieja casa de piedra, una casa de su padre (y ahora suya) en la que pasó gran parte de su infancia.
Ese será el comienzo de una aventura en todos los sentidos.
A medida que avanza el libro vamos conociendo cómo fue la trágica historia de su padre mediante un precioso cómic que le dejó a su hijo (tiene un guiño a Zara y el librero de Bagdad), la de Liza y Lisa, su hija, cuya mano, movida por no se sabe quién, dibujará y dibujará hasta el final de la novela, y casi con cada dibujo nos trastocará el punto de vista sobre algunos sucesos del libro que creíamos tener claros.
De nuevo una historia cautivadora y compleja, con personajes "fieramente humanos" que necesitan encontrarse para salvarse y para salvar algún alma.

Agradezco a Elsa el entusiasmo que puso al recomendarme este libro. Tenías razón.



Y al margen de lo literario, quería compartir el debate interno que me ha suscitado la portada. Antes de leer el libro, me parecía poco atractiva. Sin embargo, cuando llegué al punto en el que Teresa (la mujer de Joaquín) empieza a pintar un cuadro crucial en la historia, descubrí que la portada era el mismo lienzo en el que ella pintaba, bañado por la luz que dejaba pasar la ventana redonda de la casa de piedra. Me encantó y no me podía parecer más adecuada a este libro (ni más transmedia).
Pero dudo sobre lo siguiente: ¿portada o título llamativos aunque no ilustren bien el libro; o no tan llamativos, pero que queden como un guante a la historia?

7 comentarios:

  1. Que interesante!!! me lo apunto!!!

    ResponderEliminar
  2. Me gusta la portada. Un editor te diría que lo importante es que el libro se venda, que la portada sea atractiva. La portada influye a la hora de comprar, sobretodo en el caso de los cuentos infantiles... Pero si la portada no tienen mucho que ver con el contenido, sería casi un fraude, ¿no? Un saludo, S.

    ResponderEliminar
  3. jorge, aunq no es de literatura IJ, aprovecho tu blog (si me lo permites) para comunicarte que Koral acaba de presentar "Construcción Socio cultural del amor romántico" en Edit. Fundamentos. Si en alguna ocasión tienes tiempo de echarle una ojeada, ya verás que interesante. bss

    ResponderEliminar
  4. Un buen diseñador debe saber combinar ambas opciones: lo comercial y lo ilustrativo. Y siempre teniendo en cuenta el público objetivo: una cubierta "llamativa" no siempre llama la atención (valga la redundancia) de la persona a la que quiere dirigirse el libro. En este caso a mí me parece una buena combinación, pero yo no soy objetiva :) Besos.

    ResponderEliminar
  5. ¿de verdad que te pareció poco atractiva? :(

    ResponderEliminar
  6. tiposmagicos, me pareció estéticamente bonita, pero a priori, sin saber nada del libro, no me decía gran cosa como portada, no me sugería nada concreto del libro. Sin embargo, una vez leído el libro, o llegado a la parte del cuadro, me pareció impactante, porque mirarla suponía colocarte automáticamente dentro de la historia, en el escenario principal, y a mí esos juegos con la metaficción me encantan. No te quedes con lo malo, que tu trabajo me gusta mucho, y lo conozco muy de cerca, jeje.

    Glo, claro que puedes aprovechar el blog para algo que no sea lij. Los vecinos tienen privilegios. Que entre aquí quien quiera conocer a Coral Herrera Gómez, que acaba de publicar "Más allá de las etiquetas" y "La construcción sociocultural del amor romántico".

    lamardestrellas, ¿no te has planteado retomar el blog de Entre normas y letras? Avísame si lo haces y te vuelvo a agregar, que me meso los cabellos desde que no lo actualizas.

    Un saludo, Susana y Amylois.

    ResponderEliminar