15 marzo 2010

Las sonrisas perdidas. Begoña Oro y Noemí Villamuza y Alma Larroca

La sonrisa de Enrique era más contagiosa que el sarampión y los bostezos. Solo tres personas podían resistirse a ella. Pero un día Enrique se despertó sin su sonrisa. La buscó por todas partes: en casa, en la calle... Hasta que, siguiendo a una anciana, llegó al almacén de sonrisas perdidas. Allí encontró las sonrisas de las tres personas que nunca sonreían, pero no la suya. Se las va devolviendo a sus dueños, pero con la última no podrá hacerlo.

Tras las primeras páginas pensaba que no me iba a sorprender la trama de la historia. Imaginaba que el protagonista perdía la sonrisa y que, tras una serie de peripecias, la recuperaba. Sin embargo, ha resultado no ser tan evidente. A medida que se acerca el final, la historia se va alejando, para bien, de la idea preconcebida, hasta llegar a un desenlace sorprendente. También me ha llamado la atención la parte en la que Enrique va buscando su sonrisa en la gente de la calle que, como en un baile, le va conduciendo hasta el almacén.

Las ilustraciones de Noemí Villamuza y Alma Larroca son una acertada mezcla de pintura, collage, fotografía... Destaca que, aunque interpretan de forma muy original y personal el texto, no chocan con él.

2 comentarios:

  1. Esta muy bueno el Blog, yo tambien tengo uno pero no es muy conocido, ¿ me ayudarias a que otras personas lo conoscan?

    ResponderEliminar
  2. Hola, muy acertado el comentario sobre este libro. Lo compré hace unos años para mis hijas y disfrutam ellas tanto como yo, es, en mi opinión, el mejor libro de todos los que les he comprado, y el que más veces hemos leído.

    ResponderEliminar