29 marzo 2015

Intrigas e intríngulis de la literatura infantil. Jesús Callejo

Los días 6, 7 y 8 de marzo tuvo lugar en el Centro Cultural Pablo Iglesias el XIV Congreso sobre misterios de la ciencia y de la historia, organizado por la Asociación Cultural Mil Caminos. Una de las ponencias corrió a cargo de Jesús Callejo, y tuvo el sugerente título de Intrigas e intríngulis de la literatura infantil. Vídeo obtenido de Divulgadores de misterios.



Hace un repaso de libros que no se concibieron como infantiles, pero que han terminado siendo referentes: Platero, El principito, Los viajes de Gulliver. Nos habla de recopiladores de historias infantiles y nos cuenta cosas increíble y curiosas de un montón de clásicos «lijeros»:

- Perrault era el mayor pelota de Luis XIV, el Rey Sol.
- Jonathan Swift creó el nombre de Vanessa, que no existía hasta que él se lo inventó para referirse a su amante secreta (él era Deán).
- Andersen estuvo en España.
- La pasión de Lewis Carroll era más la fotografía que la literatura, pero tenía obsesión por fotografiar niñas.
- De qué forma tan poco poética-esotérica inventó Frank Baum la palabra Oz, y lo racista que llegó a ser con los indios americamos.
- James M. Barrie, como muchos escritores, no habría escrito tanto si hubiese ligado más.
- A Enid Blyton la pillaron jugando al tenis desnuda.
- El creador de James Bond, Ian Fleming, creó Chitty, Chitty, Bang, Bang.
- Pamela Lyndon Travers, que tenía un carácter fortísimo, acabó horrorizada con la versión de su Mary Poppins que hizo Disney.
- De los españoles, habla de Luis Coloma, el inventor del Ratón Perez, y del editor Saturnino Calleja, que es el de los cuentos de Calleja.

A pesar de que dura hora y pico, se me ha hecho corto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada