30 enero 2013

X Premio Anaya 2013: Parco, de Jordi Sierra i Fabra

¿Pero va a dejar algo para los demás? (hace 14 días, hace 3 meses, hace 6 meses...)

El escritor Jordi Sierra i Fabra ha resultado ganador de la X edición del Premio Anaya de Literatura Infantil y Juvenil, dotado con 18.000 euros, con el manuscrito titulado Parco. En esta edición se presentaron 94 originales. Ha ganado por decisión unánime del jurado.

El texto premiado narra la vida de un adolescente en un centro tutelar de menores. Sierra i Fabra describe así su texto galardonado: “Parco no es una novela usual. Parco es un grito. Parco es una historia diferente, al límite, afilada, cortante como una cuchilla, contundente, directa, un pulso en tiempos oscuros, en el que las voces de los indignados se elevan por encima del miedo. Y es también la historia de uno de nosotros, marginal, real, situada en el extremo de una vida. Una historia que arranca en un reformatorio, con un joven asesino, un misterio y una esperanza que solo se presenta al final, en el último suspiro, la última voz. Por el camino, el miedo, la angustia de un mundo desesperado que busca sin encontrar, con un personaje cuyo nombre no aparece en ningún momento. Porque Parco es uno y son muchos”.

Leer nota completa.

Actualizado el tema Premiados en todas las ediciones de los principales concursos de LIJ.

9 comentarios:

  1. Aún me acuerdo del post del otro día, y mira ahora, jejeje.

    ResponderEliminar
  2. Me pregunto qué impulsa a autores tan consagrados como éste e, imagino, que sobradamente rico, a seguir presentándose a los premios literarios. ¿Ego? Porque por dinero no es. ¿No va siendo hora de que dejen este tipo de certámenes a autores noveles que pueden encontrar en ellos una excelente promoción y un modo de entrar en el mundo de la edición? De verdad que me cansa oír siempre los mismos nombres, y esto va por Fabra, Marllorquí, Santos, Carranza...

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Para los dos de arriba: sí, es por dinero. Su fundación para la promoción de la lectura no vive del aire ni de subvenciones públicas, sino de su trabajo como escritor.
    También los consagrados fueron noveles. Y también tuvieron que competir en su día contra autores consagrados, porque los premios literarios siempre han estado abiertos a todo el mundo. Si no ganáis concursos, no echéis la culpa a los demás. Seguid practicando y participando y tarde o temprano estaréis también ahí, como hicieron ellos. ¡Ánimo!

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Maribel, me apena que hayas borrado unos comentarios que eran tan válidos como cualquiera, porque expresaban una opinión personal con educación y respeto, que es lo que se exige en cualquier lugar. Me encanta cuando en un tema se enciende la chispa del debate. Espero que no dejes de intervenir por un anónimo.

    Con respecto al tema en cuestión, resulta que también se ha hablado algo en El Tiramilla también por la noticia del premio y del de Ricardo Gómez: http://eltiramilla.com/los-premios-son-para-los-profesionales/

    En un comentario expresaba mi forma de verlo: "Entiendo que los que no ganamos los concursos podamos ver manos moviendo hilos invisibles, favoritismos, etc. y estoy seguro de que en algunos casos habrán existido, aunque no me consten. Pero por otra parte me pregunto: ¿alguien le pediría a Nadal, al Barça, a Alonso, etc. que no compitiesen más para dejar paso a los que empiezan?, ¿alguien le pediría a Inditex, Telefónica, Repsol que dejasen su actividad para dar una oportunidad a las nuevas empresas? Hay que entrar a la competición y buscarse el sitio. No es fácil. Nadie dijo que lo fuera."

    ResponderEliminar
  7. No me vale ese argumento del dinero, ya que los premios en metálico no son más que adelantos de derechos de autor y JSF vende más que de sobra para no necesitar ese adelanto. La prueba está en que, p ej, a María Dueñas o a Zafón nunca les ofrecerán ganar el Planeta porque perderían dinero como autores, Ganan más por libre que atados a un premio con tantas costuras (nunca mejor dicho). Y no soy escritor, no hay en mí rencor por ese motivo.

    ResponderEliminar
  8. También se puede decir que tal vez a las editoriales les conviene que gane un autor famoso para que el dinero que entregan con el premio se vea compensado con las ventas; no creo que todo sea "culpa" del afán del escritor por ganarlo todo. Sé que hay concursos legales, pero otros tienen la fama de proponer participar a algunos autores, y claro... De todas formas, ganar un certamen tampoco es garantía de nada, porque hay muchísimos autores que ganaron algún premio y luego cayeron en el olvido. Hoy en día hay medios de promoción más eficaces.

    ResponderEliminar