18 noviembre 2008

Biblioburros. Alforjas cargadas de libros


Actualmente se va a realizar un documental sobre la Biblioteca rural ambulante Biblioburros (otro blog).
El Biblioburro es una pequeña gran institución: un hombre (Luis Soriano), dos burros (Alfa y Beto) y 4.800 libros (Anaconda, la fábula animal escrita por Horacio Quiroga que evoca a El libro de la selva; algunos libros de fotografías de Time-Life sobre Escadinavia, Japón y Antillas; el Diccionario de la RAE...)
Lleva diez años acercando la cultura a las aldeas más alejadas de su zona. Hay que aclarar que no lleva en cada viaje los 4.800 libros porque eso sería maltrato animal.
Este profesor de primaria de La Gloria (un municipio del departamento del Cesar, Colombia) empezó con 70 libros, y la creó convencido de que poner libros al alcance de la gente que no los tiene podría mejorar esa pobre región, y tal vez incluso el país. La idea se le ocurrió, dice, al darse cuenta como profesor del poder de transformación que ejercía la lectura sobre sus alumnos.


Por aquel entonces la larga guerra interna de Colombia había llevado a los paramilitares a las anárquicas zonas pantanosas y a las colinas que rodeaban La Gloria, lo que daba pie a conflictos con las guerrillas y a la intimidación de la población local. En ese clima de violencia, que ha disminuido desde entonces, Soriano empezó a aventurarse con sus burros y sus libros.
Tiene mérito.
Hace algún tiempo, Soriano visitó Bogotá para ver la Biblioteca Nacional, donde quedó impresionado con tantas obras. Pero se sintió fuera de lugar. "Lo mío está aquí, en este lugar, ayudando a los míos".

Un proyecto similar es el de las bibliomulas venezolanas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario