23 mayo 2007

Pablo Picasso nació muerto

Acabo de usar como reclamo del tema el mismo que usa uno de los tres anuncios que ha lanzado SM para la televisión.

La verdad es que la editorial se está tomando muy en serio el tema de la presencia en los medios: televisión (con la campaña Aprender lo es todo), prensa escrita (lleva no sé cuántos días apareciendo un anuncio suyo en la portada de los principales periódicos nacionales), radio, internet (la web corporativa del grupo, la de la fundación, las de las delegaciones en el extranjero, las referentes a libros o colecciones concretas, profes, fueradeclase, el recién estrenado blog de tendencias Espacio GA y muchas otras), incluso la exorbitante cuantía de sus Premios va también en la dirección de hacerse visible.


Me imagino que mucha gente del sector de la literatura infantil y juvenil dirá: "claro, ellos que pueden". Y no les faltará razón en cuanto a la literalidad, si lo han hecho es porque pueden. Pero el reproche que conlleva la expresión lo considero injusto. SM es de las más grandes en el sector (desconozco si la más), pero hay otras tantas que también "pueden" y "no quieren". A bote pronto, se me ocurre (seguro que hay más) que el Grupo Anaya o Alfaguara (Grupo Prisa) no están lo que se dice en pañales frente a SM.

Es verdad que las editoriales más modestas no pueden ni soñar con gastarse tal millonada, por eso mi crítica se centra en los grandes grupos. No digo que ahora todos se pongan como locos a meter anuncios en la tele, pero sí que muestren más interés en revelar a la sociedad su existencia, en ofrecer espacios para sus lectores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario