18 noviembre 2006

La maldición del brujo-leopardo, de Heinz Delam

Paul Verheyen es un joven belga que vive en África, concretamente en Mbandaka (antigua Coquilhatville), en los años siguientes a la independencia del Congo Belga (Zaire), que se otorgó en 1960. Sus padres trabajan en la ONU. Una noche, en un cementerio colonial de la ciudad, Paul queda fascinado por la aparición espectral de una niña. No parará hasta desentrañar quién era, por qué se ha aparecido y qué relación tiene con él mismo. Y tendrá que sortear los peligros, asociados con la magia negra, que aumentan a medida que avanza la investigación.
Me ha parecido un libro muy muy muy entretenido. Tiene muchas virtudes: la calidad del lenguaje, el hecho de transportarte a un continente distinto en una época distinta y que puedas sentir la humedad, el calor, el miedo... y la originalidad de la historia, que me ha gustado tanto que a veces sentía que podía dar mucho más de sí. La brusquedad del final es el único pero que le puedo poner, aunque gana por goleada lo bueno.
Heinz Delam es un apasionado de África, donde ha vivido durante años. No cabe duda de que le ha marcado, y para bien. Lo que termina de inquietarme es que en su propia web haya puesto: "Inspirada en un una experiencia personal ocurrida en el recinto del antiguo cementerio colonial". No quiero ni imaginar que le haya pasado algo similar.

2 comentarios: