29 octubre 2013

José María Merino, también Premio Nacional de Narrativa


Como sabéis, recientemente, el libro El río del Edén, de José María Merino, ha sido distinguido con el Premio Nacional de Literatura, modalidad Narrativa. Y como algunos también sabréis, dicha noticia, por sí misma, no tendría cabida en este espacio dedicado exclusivamente a la literatura infantil o juvenil. Sin embargo, estamos en la obligación de mencionarla, habida cuenta la relación directa de José María Merino con la LIJ. Al igual que ocurre con la también académica, Ana María Matute, sus obras infantiles o juveniles no son fruto de un momento puntual de relax y esparcimiento, ni de la llamada de un editor forzando la situación, etc. sino que son parte fundamental de su obra.

El también del título obedece a que es la segunda vez que gana un Premio Nacional. En la anterior ocasión, en 1993, lo obtuvo en la modalidad de Literatura infantil y juvenil, por la obra No soy un libro. Además, ha publicado muchas otras obras para lectores infantiles o juveniles: El cuaderno de hojas blancas, Regreso al cuaderno de hojas blancas, Adiós al cuaderno de hojas blancas, Las lágrimas del sol. (Trilogía: Las crónicas mestizas), La tierra del tiempo perdido. (Trilogía: Las crónicas mestizas), El oro de los sueños. (Trilogía: Las crónicas mestizas), El viaje secreto, La memoria tramposa, La edad de la aventura, Las antiparras del poeta burlón, entre otros.

Podía haber ilustrado este tema con uno de los muchos retratos de José María Merino que aparecen en Internet, pero me ha parecido oportuno (y ombliguista) escoger esta imagen borrosa de 1999 en la que aparezco yo, agradeciendo la concesión del accésit del Premio Leer es vivir por Colgado del aire, y él, que fue miembro del jurado y que me entregó la estatuilla, lo cual me hizo ilusión extra.

5 comentarios:

  1. NELIDA COARITE - UNFV09 noviembre, 2013 00:29

    La literatura infantil y juvenil ha cobrado gran auge en los últimos años, por lo que hay autores que se dedican exclusivamente a este género que ha ganado preferencia por parte de los alumnos, por su narrativa sencilla, fácil de entender pero sobre todo creo que aborda temas que ellos viven a diario por lo cual se sienten identificados con la obra (claro sin dejar de lado las obras clásicas que también son muy buenas) .Teniendo en cuenta que la literatura no es solo el arte de escribir. Nosotros como docentes que trabajamos con niños y adolescentes podemos utilizar la literatura como vehículo para despertar la sensibilidad de nuestros alumnos que muchas veces se encuentra escondida dentro de ellos que no saben cómo sacarla a flote, enseñarles a comunicarse por medio de las palabras y formar ciudadanos capaces de ponerse en el lugar del otro (empatía) y no solo llenarlos de conocimiento que se consigue fácilmente leyendo libros.
    Si supiéramos comunicar nuestros sentimientos, emociones, etc. cuantos conflictos se hubieran evitado.

    ResponderEliminar
  2. Es realmente admirable lo versátil que puede ser José María Merino,quien a sido premiado por escribir una narrativa más "formal" para "adultos", pero también para jóvenes y niños.Se nota que este escritor ama la literatura, por ello se sumerge en ella y se deja llevar por sus placeres, de ahí que puede transportarse a distintos mundos y situaciones.Sin duda alguna que escriba para niños y jóvenes es un ardua labor, ya que tiene llegar a ese mundo por el cual todos hemos pasado, pero que nunca será el mismo, tornándose así en un mundo completamente distinto, ya que cada adolescente y niño crea su propio mundo, conformado por sus propias vivencias y experiencias qué harán de él al hombre que más adelante nacerá. Hoy en día la literatura infantil y juvenil tiene un gran apogeo en lo jóvenes debido a que tienen una narrativa fácil de entender, pero creo que aún más porque logran identificarse con los adolescentes y niños y sus experiencias vividas o por vivir. Teniendo en cuenta que la mayoría de estos libros están clasificados de acuerdos a las edades y vivencias de estos alumnos.Pienso y felicito a José Maria Merino y a todos los escritores de literatura infantil y juvenil, pues tienen una ardua labor, ya que no solo cuentan una historia, sino que también los entretienen,inculcan valores en ellos, los preparan frente a determinadas situaciones y problemas, pero sobre todo los sensibilizan para descubran un mundo diferente que existe, pero que muchas veces los adultos hemos tratado de ocultárselo y mancharlo con nuestras actitudes y comportamientos.La gran labor de este escritor como de muchos otros debe estar complementada por los maestros, ellos deben ayudar a que estos libros no solo queden el concepto de entretenimiento , sino que hacer que el alumno vea en el un refugio, un ejemplo de que pueda utilizar a la literatura como medio para expresar sus sentimientos, emociones, refugiar sus problemas,ser más géneros y sensible ante lo que sucede a su alrededor, tratando de crear un mundo distinto,que acoja a todos los que lo habitamos.¡Sinceramente muchas felicitaciones!

    ResponderEliminar
  3. En primer lugar felicitar a José María Merino por el premio obtenido y por la ardua labor que tiene al involucrarse en el mundo de los niños y los adolescentes. Nosotros, como maestros, sabemos que nos es fácil lograr que nuestros alumnos sientan un apego por la lectura, pero este tipo de obras se caracterizan por ser lo que ellos viven o están por vivir, porque lo que ellos leen les place, los hace sentir como que cada historia es un poco de ellos, lo cual logra que ellos se involucren con la lectura y que cada vez más ellos busquen solos leer. El primer paso lo dan los escritores, pero la labor también radica en nosotros, en guiar a nuestros estudiantes hacia el disfrute de la lectura, que puedan exteriorizar sus emociones y sentimientos, que muchas veces les cuesta sacar a flote por la misma edad en la que se encuentran, así como una guía hacia el forjamiento de sus valores, ya que estas obras difunden cada una de ellas diversos valores. Por eso, esta labor debe ser constante y lograr que la Literatura sea un medio de entretenimiento, pero también de sensibilización. Nuevamente felicitaciones al escritor José María Merino por su dedicación y trayectoria.

    ResponderEliminar
  4. Giselle Espinoza García /UNFV11 noviembre, 2013 00:00

    En primer lugar felicitar a José María Merino por el premio obtenido y por la ardua labor que tiene al involucrarse en el mundo de los niños y los adolescentes. Nosotros, como maestros, sabemos que nos es fácil lograr que nuestros alumnos sientan un apego por la lectura, pero este tipo de obras se caracterizan por ser lo que ellos viven o están por vivir, porque lo que ellos leen les place, los hace sentir como que cada historia es un poco de ellos, lo cual logra que ellos se involucren con la lectura y que cada vez más ellos busquen solos leer. El primer paso lo dan los escritores, pero la labor también radica en nosotros, en guiar a nuestros estudiantes hacia el disfrute de la lectura, que puedan exteriorizar sus emociones y sentimientos, que muchas veces les cuesta sacar a flote por la misma edad en la que se encuentran, así como una guía hacia el forjamiento de sus valores, ya que estas obras difunden cada una de ellas diversos valores. Por eso, esta labor debe ser constante y lograr que la Literatura sea un medio de entretenimiento, pero también de sensibilización. Nuevamente felicitaciones al escritor José María Merino por su dedicación y trayectoria.

    ResponderEliminar
  5. Yeny Sofía Jaramillo Bermeo12 noviembre, 2013 06:22

    Yeny Sofía Jaramillo Bermeo -UNFV
    Al transcurrir del tiempo nos enorgullece saber que aun existen personas que se preocupan por la literatura, como es el caso de José María Merino, quien ha sido premiado por escribir una narrativa más “formal” para “adultos”, pero también para jóvenes y niños. Los jóvenes y niños necesitan ser guiados por las palabras, por la belleza de estas, por su significado, por la sensibilidad que nos transmiten. Escribir para los niños y jóvenes es una ardua labor, ya que se tienes que saber emplear un lenguaje sencillo, apropiado y sobre todo entretenido. Para jóvenes y niños es importante que cada palabra que les transmiten marque y quede huella; exprimir al máximo esas palabras para poder aplicarlas en su vida cotidiana; cada joven, cada niños al abrir un libro espera con ansias encontrar un mundo lleno de maravillas de imaginación y sobre todo de poder descubrir y sentirse satisfecho de lo que están haciendo para así poder transmitir a sus pares las maravillas que descubre al leer. Felicito a José María Merino por este magnífico ejemplo para los que quieren seguir tus pasos. Para poder tener un éxito completo en cada uno de nuestros jóvenes y niños no se necesita de un libro simplemente, así como dice el dicho “la unión hace la fuerza”, es exactamente lo que necesitan los maestros en los centros educativos, trabajar en equipo para obtener grandes frutos a futuro. ¡Trabajemos juntos!

    ResponderEliminar