11 diciembre 2012

Cuatro muertes para Lidia. Enrique Páez

En un mundo arrasado, lleno de cenizas y ratas, Lidia, su hermano Carlos y su padre, tendrán que abandonar su casa y su pueblo porque está asediado por las llamas. Lo único que les moverá en su viaje a través de las interminables tierras calcinadas y llenas de buitres (de muerte), será la vaga esperanza de encontrar a su madre.

Cuatro muertes para Lidia es una novela de iniciación, pero de iniciación a la fuerza. A Lidia no le va a quedar otro remedio que ser fuerte, afrontar con madurez sus miedos, cuidar de su hermano e incluso de su padre... madurar. Estamos ante una historia contada de forma descarnada, con escasos momentos de tranquilidad, aunque sí algunos llenos de ternura. Casi se puede sentir la sequedad de la garganta de los protagonistas, los mordiscos de las ratas, la piel acartonada, la desesperación creciente.

Una historia breve, intensa, interesante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario