05 noviembre 2007

Menguante, de Alfredo Gómez Cerdá

Cada vez es más pequeño y no sabe por qué, eso es lo que le pasa al reputado escritor Benjamín Rocaseca, que acababa de escribir su primer libro para niños. Unos treinta centímetros mide ya cuando Lorena lo encuentra en una caja de zapatos. Sin saber exactamente cómo, y con la ayuda del zapatero y de Dante, el hijo del escritor, intenta ayudarlo. Visitará hasta la editorial que ha publicado el libro, que cuenta con una plantilla muy peculiar. Pero al final, guiados por un libro escrito hace mucho tiempo, se darán cuenta de que tienen que emprender un viaje a un mundo fantásticamente absurdo: el Desierto Impenetrable, donde se encuentra quien guiará a todos hacia la respuesta y la solución.
De nuevo un libro de Alfredo Gómez Cerdá de difícil clasificación, que se adentra en la fantasía y en la aventura más disparatada, pero que a su vez es una critica (nada velada) al mercado editorial, a los escritores famosos que escriben libros para niños porque la editorial le dice que se venden, a escribir sin alma... Un libro diferente y genial.
Al margen del libro, quería comentar que, así como sí me gusta la calidad y la presentación de la colección Alandar, no me gustan las fotos tan esquemáticas que usan últimamente en sus portadas. No me atrapan.
Me ha llamado la atención que en los créditos pone "Realización de cubierta: Flickr", que, para quien no lo conozca, es un sitio donde la gente sube sus fotos. No sé si es que tienen un acuerdo con el sitio o es que pillan las imágenes directamente de allí. Me ha llamado la atención.

1 comentario:

  1. ¿Podéis poner conclusiones del libro Menguante?

    ResponderEliminar