12 enero 2007

Entrevista a un/a editor/a desconocido/a

La entrevista aparecida en ABC está bien, pero no estaría de más que aclarasen a quién se la están haciendo. Parece alguien relacionado con la literatura infantil y juvenil, también habla de la Federación, por lo que entiendo que se referirá a alguna federación de editores (no tengo hoy tiempo para buscar cuál en internet). Y poco más puedo deducir.

Reproduzco lo que más me interesa de la entrevista:
"Pregunta: -Hay que renovar el parque de lectores... De los 14 a 16 años, muchos adolescentes pierden el hábito de la lectura...
Respuesta: -Las campañas para promover la lectura han de ser permanentes. Ahora, por ejemplo, hemos llegado a un acuerdo con los campos de fútbol, pero si queremos que los jóvenes lean hemos de aportar medios a las bibliotecas escolares, con ayudas de los Ministerios de Cultura y Educación y de las comunidades autónomas.
-¿Se notan los efectos?
-El aumento es pequeño -un dos por ciento-, pero alentador, porque marca una tendencia a partir de unos índices que eran ínfimos.
-Con más de 70.000 títulos anuales... ¿Hacen los editores examen de conciencia sobre su responsabilidad en esa hiperproducción?
-Quiero creer que ningún editor edita porque sí. También cabe el matiz: de esos 70.000 títulos la mitad corresponden a manuales de texto y publicaciones institucionales. Son muchos, sí, pero... ¿quién lo para? En los últimos tiempos se ha intentado poner un límite a la producción editorial, pero luego se vuelve a disparar, porque las empresas han de mantener su facturación.
-Y la rotación del libro es cada vez más efímera: libreros y lectores andan desorientados...
-La librería convencional no puede absorber el ingente volumen de unas novedades que perduran pocas semanas, cuando antes permanecían durante meses. El libro más vendido se queda con el escaparate: las devoluciones superan el cuarenta por ciento.
-Y la librería de fondo pasa a la Historia...
-Es un problema para libreros, lectores y... editores. ¡Una editorial no sólo vive de novedades! Lo dicho: un libro puede estar seis meses en librería y, si se pide más tarde, no se encuentra. Desde la Federación promovemos un programa de «libros en venta» que conecta en la red a editores y libreros, para que puedan servir un ejemplar en 48 horas. Internet ofrece muchas ventajas a la distribución y venta de libros.
-Pero ahí está Google, que escanea bibliotecas enteras...
-Los editores nos negamos a que Google digitalice libros cuando los derechos de autor siguen en vigor y, lo que es peor, sin respetar los acuerdos a los que llegó con algunas editoriales. Es una batalla muy difícil."

Entrevista completa en ABC

No hay comentarios:

Publicar un comentario