12 julio 2016

Agustín Fernández Paz. Lo único que nos queda es su gran obra.


Estamos muy tristes. Hoy ha fallecido Agustín Fernández Paz, un escritor gallego que ha dejado una profunda huella en la literatura infantil y juvenil. Un primer espada. Un profesor. Un tipo entrañable. Alguien que estuvo «empeñado en una batalla explícita por la dignificación de la literatura infantil y juvenil» y yo añadiría que en la del idioma gallego, que no escatimó ni una pizca de calidad literaria a sus obras, se dirigiesen a quienes se dirigiesen.

En 2008 ganó el Premio Nacional de LIJ por su libro de relatos Lo único que queda es el amor. Ha recibido numerosos premios y reconocimientos en vida, lo cual siempre es de agradecer. En 2011 fue galardonado con el Premio Iberoamericano SM por su extensa obra narrativa que aborda una gran diversidad de géneros y temas. Por citar algunas de sus obras: Cuentos por palabras, Cartas de invierno, Las hadas verdes, En el corazón del bosque, Mi nombre es Skywalker, La escuela de los piratas, Trece años de Blanca, Luna de Senegal...

Tiene portal propio en la Biblioteca Cervantes Virtual.



Con este blog siempre ha sido muy generoso. Participó encantado en la Cadena de preguntas y recientemente en Escritores de LIJ cuando eran niños | España | Fotos 1920 - 1960, donde aventuró la edad que tendría en la foto.

2 comentarios:

  1. Me he leído varios libros suyos y me gustaba de adolescente. Yo también publicaré una entrada referida a él. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Cuanto más se lo recuerde, mejor. Saludos, Buffy.

    ResponderEliminar