22 abril 2015

No voy a hacer una crónica de los Premios SM 2015

¿Vas a hacer una crónica de los Premios de SM, como todos los años?

No sé, es que me aburre un poco repetirme tanto.

Vengaaa, andaaaa.

Pero si está toda la entrega en streaming. ¿Para qué? Yo creo que definitivamente no voy a hacerla.



Jooo. Por cierto, ¿a qué hora empezó?

A las 7:30, pero había que estar media hora antes porque venía Su Majestad La Reina Doña Letizia (SMLRDL), que sigue apoyando la LIJ incluso de reina.

¿Letizia? Pero si justo ayer estaba siendo trending topic por su nuevo corte de pelo y por su delgadez.

La misma. Yo quedé con David Fernández Sifres un rato antes de la hora de entrada, en Callao, y justo cuando le estaba diciendo que creía que Blue Jeans solía escribir en una cafetería de allí, lo vimos en la puerta.

Qué casualidad.

No había duda de que era él: el ordenador, su cafetería y la gorra con su pseudónimo. Lo saludamos, aunque creo que no nos reconoció. Luego nos fuimos acercando al lugar de la celebración, el edificio del reloj de las campanadas, la Real Casa de Correos, de la Puerta del Sol. Me pareció gracioso que la Casa Real fuese a la Real Casa y que S.M. La Reina fuese a los Premios S.M., era todo como muy simétrico. Las alcantarillas estaban precintadas con tiras de la Guardia Civil. Eso no era tan gracioso.

¿Y ya sabíais quiénes habían ganado?

Sí, por la mañana hicieron público el fallo en una rueda de prensa. Pedro Mañas, que con motivo del premio decidió estrenar twitter, ganó el Barco de Vapor (motivo por el cual vino vestido con un toque marinero) con La vida secreta de Rebecca Paradise. Y Patricia García-Rojo, el Gran Angular con El mar. Los dos eran muy majos, entrañables y hasta, oí decir, achuchables.


Cómo me hubiera gustado haber ido. Por eso quiero que escribas una crónica.

No insistas. Además, si cualquiera puede enterarse de detalles y fotos siguiendo el hastag #PremiosSM. Antes, en este tipo de actos pedían que apagases los móviles. Ahora, piden todo lo contrario, sáquenlos, fotografíen, tuiteen, etiqueten, denle a me gusta...

La sociabilidades de hoy en día.

Qué risa cuando Ignacio González, presidente de la Comunidad de Madrid, en vez de decir galardón dijo Gallardón. Se oyeron murmullos y risas en toda la sala. Cuando vayas a casa y abras el streaming, pincha en el minuto 14.30 y verás cómo se le atascan los papeles y luego tiene ese lapsus.

Desde luego, cómo eres. Sólo te fijas en los errores.

Podría ser peor, podría opinar sobre sus políticas (anti)culturales. Por cierto, si te metes a ver el Gallardonazo, también puedes escucha a Doña Letizia pronunciando el comienzo de El señor de los anillos: «Cuando el señor Bilbo Bolsón de Bolsón Cerrado anunció que muy pronto celebraría su cumpleaños centesimodecimoprimero con una fiesta de especial magnificencia, hubo muchos comentarios y excitación en Hobbiton», minuto 56:00. Las localidades que triunfaron, en la entrevista a los ganadores, fueron Tomelloso y Fuengirola.

Cuántas cosas...

Es por eso por lo que no me apetece escribir una crónica. Tendría que hablar de que me senté entre Mónica Rodríguez y Llanos Campos, que me alegró sobremanera ver a Jesús Díez de Palma, a tantos escritores, amigos, trabajadores, reporteros, ilustradores. Tendría que hablar de la soledad de Doña Letizi recién terminado el acto porque nadie se atrevía a acercarse a ella. Tendría que decir que ya doy por perdida, sin posibilidad de vuelta, a la fuente de chocolate. Y muchas cosas más, para terminar con que me llevé los libros firmados, no solo por los autores, sino también El mar por la ilustradora Iratxe López...

Yo creo que deberías hacer la crónica, para que la gente que no fue respire un poco el ambiente de los premios.

Nah, el año que viene, a lo mejor.

1 comentario:

  1. Pues para no haber escrito una crónica, ha estado muy bien que nos lo contaras ;P

    ResponderEliminar