16 agosto 2011

Pomelo y limón. Begoña Oro

Jorge se muda a la urbanización donde vive María. Tarda tan poco tiempo en surgir el amor como las complicaciones. La madre de María es dirigente de un partido que ha criticado duramente la madre de Jorge, una actriz muy conocida. Las cosas no dejarán de complicarse, y su amor se verá sometido a presiones que serían insoportables de no ser precisamente por la dichosa palabra: amor.

Begoña Oro nos narra una historia de amor clásica con elementos modernos: facebook, blogs... Familias enfrentadas, celos, despecho, amor por encima de las adversidades por el que hay que pagar el escarnio en la plaza pública. La autora maneja muy bien la dosis de información necesaria en cada momento, hay giros previsibles e imprevisibles, al menos para mí.
También me gustan especialmente (pongo mis libros por testigos) los juegos metaliterarios, la novela dentro de la novela, la creación en sí misma, con independencia de la trama. Incluso nos propone que adivinemos quién es el narrador. A lo largo del libro va descartando personajes, pero a pesar de todo, no lo descubrí.

Las ilustraciones de Ricardo Cavolo no son ningún adorno, sino una parte fundamental del libro, pues es la forma que tiene Jorge de comunicarse con María.

2 comentarios:

  1. Me encantó esta historia y también me gustó cómo sonaba (a tapa dura)

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Las nuevas tecnologías y las redes sociales comienzan a ser cada vez más frecuentes en este tipo de historias. El cuento tradicional adquiere tintes modernos pero sigue siendo el mismo cuento.
    Un saludo

    ResponderEliminar