01 junio 2015

Elsa Aguiar, entusiasta profesional


El pasado sábado. Con la Feria del Libro ya empezada. La editora Elsa Aguiar no podía habernos dejado en otras fechas. La noticia se hacía pública a través de una emotiva entrada que su compañero César hizo en el propio blog de Elsa, Editar en voz alta. Le corrían las letras por las venas. Yo le habría encargado la implantación del «Día del orgullo editor».

Su nombre aparece en prácticamente todos mis libros y en diferentes entradas de este blog. Era un placer hablar con ella de libros, de proyectos, de internet, de sus trillizos, etc. Creía en lo que hacía y te hacía creer en ello, te contagiaba. Le quitaba importancia a cosas que podían asustarte como escritor poco experimentado. Era consciente de que cada escritor tiene su forma de ser y de trabajar y sabía que debía «atacarlos» de distinta manera para obtener de cada uno lo mejor.

Lo primero que escribí cuando me enteré de la nefasta noticia fue que era una entusiasta profesional y me resulta imposible decidir cuál de las dos palabras es el sustantivo y cuál el adjetivo, porque ambas formas la definirían.

Un abrazo enorme para su familia, para su otra familia de SM y para tantos escritores que han colaborado con ella y que no dudan en darle las gracias: Laura Gallego, Gonzalo Moure, Begoña Oro, Enrique Páez, Javier Ruescas, David Lozano...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada