29 enero 2010

Nos deja (del todo) Salinger

Ha aparecido en un montón de medios. El 27 de enero ha fallecido J.D. Salinger, conocido principal y casi exclusivamente por El guardián entre el centeno. En general, las nocticias destacan lo magnífico de su obra, su huida activa de cualquier notoriedad, su abandono de la escritura (en una de sus últimas entrevistas confesó: 'no publicar nada otorga una paz maravillosa'), su extraño carácter, la defensa que hizo de su obra (en el blog recogíamos hace unos meses la última)...
Aquí algunos artículos que no ofrecen la mirada habitual: Sin afan de complacer, La lista de Salinger, Los asesinos en serie norteamericanos lamentan la muerte de J.D. Salinger (noticia imagino que inspirada en el hecho de que el asesino de John Lennon llevara en ese momento el libro bajo el brazo)

5 comentarios:

  1. Gran escritor... dejando las conclusiones fuera. Ya me gustaría a mi llegar a esa edad.

    ResponderEliminar
  2. "...me gustaría encontrar una cabaña en algún sitio y con el dinero que gane instalarme allí el resto de mi vida, lejos de cualquier conversación estúpida con la gente."
    "Hay una paz maravillosa en no publicar. Es pacífico. Tranquilo. Publicar es una terrible invasión de mi vida privada. Me gusta escribir. Amo escribrir. Pero escribo sólo para mí mismo y para mi propio placer".

    J.D. Salinger

    ResponderEliminar
  3. Pues e suna lástima su opinión de las publicaciones... porque hace mucho tiempo que leí "El guardián entre el centeno" y casi no me acuerdo; lo que sí recuerdo es que, desde luego, no deja indiferente.

    ResponderEliminar
  4. Todos los escritores estamos (y permitid que me incluya con esta conjugación del verbo) un poco idos, o como mínimo solemos tener un carácter bastante excéntrico, como era su caso. Recordaré siempre a Salinger.

    Un saludo desde literatura a la parrilla.

    ResponderEliminar