25 enero 2017

25º Premios Edebé 2017: Francisco Díaz Valladares y Ricard Ruiz Garzón


Hoy se han dado a conocer las obras ganadoras de la 25ª edición de los Premios Edebé.

En la modalidad infantil, Ricard Ruiz Garzón, con la novela La Inmortal, la conmovedora historia de una niña, Judit, de carácter tenaz y competitivo, que se convierte en toda una estratega del ajedrez y de la vida. El respeto, la paciencia y el saber ganar y perder le darán a Judit la inspiración y las ganas para luchar contra el trato injusto que recibe su rival y amigo, un misterioso maestro iraní del ajedrez.

En la modalidad juvenil, Francisco Díaz Valladares con la novela, Tras la sombra del brujo. Aunque su piel es blanca, Julen había nacido en el continente africano y nunca se había sentido extraño allí. En su viaje de regreso, descubre que no hay mayor héroe que su abuelo, un intrépido antropólogo, y la belleza de una joven Masai. Pero las injerencias de un capitalismo sin escrúpulos cambiarán la convivencia de las tribus que habitan.

Ambos libros saldrán publicados en el mes de marzo.

Francisco Díaz Valladares (izq.) y Ricard Ruiz Garzón (dcha.)
303 obras originales han participado en esta edición del 25 aniversario, 187 obras en la modalidad infantil y 116 en la modalidad juvenil, escritas en castellano (258), catalán (30), gallego (10) y vasco (5). Esta es quizás una de las principales singularidades del Premio: que originales en las cuatro lenguas optan a él en igualdad de oportunidades. A lo largo de las 24 ediciones anteriores se han galardonado 30 obras en castellano, 13 en catalán y 4 en gallego. La procedencia de las novelas ha sido muy diversa, con representación de todas las comunidades autónomas. Este año también han llegado originales procedentes de Latinoamérica.

El Premio EDEBÉ tiene una dotación económica global de 55.000 €: 30.000 euros para la obra juvenil y 25.000 euros para la infantil.

Actualizado el tema Premiados en todas las ediciones de los principales concursos de LIJ.

24 enero 2017

Chelo Perrock Sherlock Tópez Holmes


En 2013, aparecieron en el mercado dos libros en dos editoriales distintas que, aunque no iban dirigidos a la misma franja de edad, tenían algo en común: usaban la figura mítica del detective Sherlock Holmes (creado por el escritor escocés Arthur Conan Doyle) y lo convertían en un animal. Se trataba de Chelo Holmes, de Daniel Hernández Chambers, y de Sherlock Topez, de Rocío Antón y Lola Núñez, una serie de libros con pictogramas para primeros lectores. Dada la coincidencia en el año, y teniendo en cuenta que las editoriales planifican sus publicaciones con meses o años de antelación, es casi seguro que se trató de una casualidad. Como llevar el mismo vestido a una boda, pero un poco más a lo bestia.


A esos dos títulos llamativos, en este mes se le viene a sumar otro: Perrock Holmes, de Isaac Palmiola. Este ya tiene más delito (entiéndaseme) porque el escritor y, sobre todo, la editorial, debería tener conocimiento de sus predecesores. Por lo que parece, o no lo tenían o les dio igual usar un juego de palabras similar, un animal con el nombre del detective, una lupa en la portada... Seguro que las historias no tienen nada que ver, pero así de primeras no puedo evitar que me resulte muy poco original.


Con independencia de todo, les deseo mucho éxito a las tres series, y realmente es comprensible la abundancia, porque la figura del detective que residía en el 221 de Baker Street es apasionante y en torno a ella, han surgido numerosos libros, películas, series de televisión... Solo en el mundo de la LIJ he encontrado:

La serie El joven Sherlock Holmes, de Andrew Lane.
La serie El joven Sherlock Holmes, de Shane Peacock.
(estos dos también han sido muy originales)
El camino de Sherlock, de Andrea Ferrari
El cómic El juicio de Sherlock Holmes, de Leah Moore y John Reppion
Sherlock Holmes y el caso de la joya azul, de Rosa Moya e ilustraciones de Roger Olmos
La serie Sherlock, Lupin y yo, de Irene Adler (el nombre de una de las protagonistas de la serie original, y seudónimo utilizado por Alessandro Gatti)
La serie La pandilla de Sherlock Holmes, de Tim Pigott-Smith
La serie Los misterios de Echo Falls, de Peter Abrahams
Misterios, S.L., de Francesc Gisbert.
La serie Sherlock Holmes y los Irregulares de Baker Street, de Tracy Mack y Michael Citrin
La serie El joven Moriarty, de Sofía Rhei
Las aventuras de Enola Holmes (La hermana secreta de Sherlock Holmes), de Nancy Springer
Y los tres ya mencionados:
La serie Chelo Holmes
La serie Los casos de Sherlock Tópez
La serie Perrock Holmes

23 enero 2017

Premios Ala Delta y Alandar 2017: Daniel Hernández Chambers y Oriol Canosa

Hoy se han dado a conocer los Premios Edelvives de 2017.

Daniel Hernández Chambers se ha alzado con el Premio Alandar de Literatura Juvenil con su novela Miralejos (me ha servido la foto del año pasado), una novela rural, intimista y psicológica protagonizada por Julio, un niño que con 7 años recibe un curioso regalo que marcará su existencia: un catalejo (o «miralejos», como él lo llama) con el que otea el horizonte y con el que imagina que es el vigilante de Gorgos, el pueblo costero en el que veranea. Para el jurado, la novela, que «se mueve equilibradamente entre los territorios del realismo y de la fantasía, destaca por su sólida creación de atmósferas y mantiene en todo momento un elevado tono literario, sorprendiendo, además, por su final inesperado».

En la categoría infantil, el Premio Ala Delta ha sido para el escritor tarraconense Oriol Canosa por El islote de los perros, «un retrato de una ciudad cosmopolita en la que conviven pacíficamente personas de distintas razas y religiones, un crisol de idiomas y culturas». El jurado ha valorado su rica ambientación, «una maravilla que te lleva de la mano y te hace pasear por Estambul y su entorno costero».

Actualizado el tema Premiados en todas las ediciones de los principales concursos de LIJ.

12 enero 2017

Los motivos por los que Michael Ende escribía para niños y rajada de la película


Gracias a Pilar Pascual (autora de Mundo Sueño), he podido leer una increíble entrevista en El País titulada Michael Ende, la realidad de la fantasía. En ella, el autor de La historia interminable pone de manifiesto algunas influencias, no solo literarias, sino pictóricas o filosóficas, que tuvo a la hora de escribir esta obra. No cabe duda de que fue uno de los mayores fenómenos de la literatura juvenil de todos los tiempos.

Aquí una de sus respuestas, en la que casi se extraña de que le hagan algo parecido a la pregunta de El gran salto y justifica la dedicación a la literatura para niños de una forma maravillosa.
P. La heroína de Momo es una niña. Bastián es un niño de 10 años. ¿Por qué esa predilección por los héroes infantiles?

R.. Hoy día todo el mundo encuentra normal que los escritores penetren en el mundo de las cárceles, en los manicomios o en las minas de carbón. ¿Acaso hay que considerar aparte a los que escriben para el público infantil? Creo que los supuestos adultos no son tan maduros como para percibir que un cuento para niños es también para ellos. Las culturas nacionales han dejado de tener sentido. Hay que encontrar otros vínculos que unan a los hombres, y el mundo de los niños constituye precisamente una nueva comunidad. Si juntamos a tres niños (uno negro, otro asiático y otro europeo), no tendrán ningún problema para comprenderse. Lo mismo ocurre con los cuentos, ya sean africanos, gitanos, rusos o chinos: todos ellos se parecen, y puede encontrarse, con algunas variantes, el mismo cuento de Cenicienta en todos los rincones del mundo. Vea el mérito que tienen los escritores profundos.

No recordaba que hubiese sido tan beligerante contra la película, y he encontrado un vídeo que no tiene desperdicio. En menos de dos minutos se despacha a gusto. La principal crítica es que a la película le falta inspiración, mostrar el mundo de fantasía, que a su juicio «apenas supera el nivel de un club nocturno del montón».


Si quieres ver a Michael Ende, y a otros grandes escritores de LIJ, cuando era pequeño, pincha aquí.
Si quieres ver el Doodle que Google le dedicó a La historia interminable en 2016, pincha aquí.