26 junio 2012

Interesante artículo sobre la crítica en la LIJ

En la revista Factor crítico, encuentro un interesante artículo sobre la crítica en la LIJ escrito por Jorge de Barnola. Está muy bien argumentado y tiene múltiples referencias, incluyendo las razones de Bashevis Singer para escribir LIJ. No estoy de acuerdo con algunas de las cosas que dice, pero me parecen formas de ver el asunto muy respetables.

Yo creo en la crítica, o en las opiniones, de adultos sobre libros de literatura infantil o juvenil. Si no creyese, estaría promoviendo un engaño con este blog (aunque las reseñas supongan una pequeña parte del mismo). Es verdad que me interesan más las opiniones de los lectores infantiles o juveniles, pero también pienso que no hay un muro definido que separe la infancia y la adolescencia de la edad adulta. Todo es permeable y todos nos dejamos influir por todos. Tampoco comparto que la crítica sea imposición. Si te dejas guiar por una opinión y el libro te parecer lo peor, lo único que tienes que hacer es no volver a hacer caso a esa persona, que no tiene por qué estar equivocado (hablar de equivocaciones en una opinión personal es un poco absurdo), sino que no ha sintonizado con tu gusto, o con el gusto de tus hijos.

Es mi opinión, tan acertada como la del artículo.

2 comentarios:

Óscar dijo...

Un enlace muy interesante. Gracias, Jorge.
Yo no comparto esa visión en absoluto, básicamente porque creo en una LIJ con más variedad de receptores. La LIJ es como la papilla: se hace para quien se hace, pero la consumimos todos los que sabemos apreciar su buen gusto.
Y es que, aunque diéramos por cierto que el receptor de la crítica de LIJ nunca es el comprador, ¿qué hay de la posibilidad de opinar y recomendar? Creo que esto es importante, sobre todo en estos tiempos en los que hay tanta oferta y a veces no sabemos qué elegir. Ahora bien, estoy contigo en el tema de la imposición: como críticos intentamos que nos hagan caso, pero como lectores debemos fiarnos menos y arriesgar más.
Un saludo.

Noni dijo...

Gracias por el enlace, muy interesante.
Yo parto de la base que, a veces, no hay tanta diferencia entre un lector adulto y un niño, al menos así me gusta pensar. Siempre con el estereotipo a cuestas, el articulista dice que el niño es mejor lector porque no se deja influenciar, y le gusta una lectura o la aborrece. ¿Acaso está diciendo que los adultos no funcionamos así?. Pues que pena, y como pienso que no todos los adultos hemos dejado de creer en el Bien, los ángeles, los diablos burlones, etc.. como dice Bashevis, pues hago reseñas de LIJ. Me gusta lo que me gusta, y lo que no me gusta, pues eso... no me gusta.
Un saludo