13 abril 2010

Polémica por el machismo de algunos clásicos infantiles

Me imagino que algo os habrá llegado del tema. Se trata de una iniciativa del Ministerio de Igualdad, el Instituto de la Mujer y FETE-UGT. Fruto de ese pacto, ha surgido la página Educando en igualdad.
No he leído el documento, así que no puedo opinar sobre el mismo. Lo que ha generado la polémica ha sido la declaración de que en el ámbito educativo se deben evitar los cuentos machistas, incluyendo algunos clásicos como Blancanieves, La Cenicienta o La Bella Durmiente, que no pueden ser completamente felices hasta que no aparece el príncipe.
Tras anunciar el pacto, han surgido innumerables voces. Dicen que están intentando vetar los cuentos o forzar a que se reescriban. El Ministerio se ha visto obligado a sacar una aclaración, que al menos a mí no me aclara nada. Se pregunta ¿Se ha propuesto por parte del Ministerio de Igualdad vetar cuentos sexistas?, y se responde No, pero lo que viene después no explica ese no. Es una respuesta muy "a lo político".
Estoy de acuerdo en que hay muchos estereotipos en los cuentos infantiles, y quizá en los clásicos, más, pero de ahí a que ya no pueda haber un héroe masculino va un trecho largo. Al final los protagonistas van a tener que ser avatares asexuados.

12 comentarios:

Carla dijo...

Me acabo de quedar de piedra leyendo. ¡¡Pero qué estupidez es esta!! ¿Realmente tienen tan poca faena como para ponerse a ver si hay machismo en la literatura clásica? ¿Blancanieves no es feliz sin su príncipe? Pero por favor!! Creo que la estupidez se les está yendo de las manos. (¿Y esto es lo que estamos manteniendo con los impuestos? ¡Puaj!)

Me parece indignante que tengan que "marcar" qué leer y que no leer. ¿Pero quiénes se creen que son para dar clases de moral feminista? Yo, que soy mujer, me encanta que mi príncipe venga a mi rescate, a sabiendas de que pueda cogerme por mí misma a la soga y subir por ella. Eso, no es machismo consentido, es una pizca de romanticismo añadido. Pues él, mi príncipe, también espera mi rescate en muchos momentos, a sabiendas de que el solito podría saltar.

Rosa dijo...

Hombre, yo sí creo que los cuentos clásicos son machistas. Las heroínas nunca se salvan por sí mismas; su único papel es ser monísimas, llorar y sufrir hasta que llega el príncipe, que se encarga de derrotar al mal.

Pero, francamente, tampoco me parece tan importante que lo sean. Son relatos clásicos, procedentes de otra época y otro sistema social y moral. Creo que debemos aceptarlos y disfrutarlos como son, y no pretender "reconvertirlos" a lo que ahora es políticamente correcto. Eso no es más que maquillaje feminista, no feminismo de verdad.

Negrevernis dijo...

Leí este tema en el periódico hace unos días, pero no quería creérmelo. Me corroboras mi idea: este Ministerio tiene que justificarse de alguna manera.

Es decir, que a mi hija, que le encantan los cuentos de príncipes y princesas, de esos "de toda la vida", con los que yo he crecido, le voy a provocar poco menos que un trauma...

Un saludo

Glo dijo...

Estoy de acuerdo con Rosa, esos cuentos tan "románticos" han hecho mucho daño. Una fórmula sería explicarlos y para contra restar el machismo.

Anónimo dijo...

Los cuentos populares pueden haber quedado obsoletos en algunos aspectos superficiales, pero no en su significado mítico y profundo.
El tema del cuento de Blancanieves, por ejemplo, no es la relación entre príncipe(hombre-activo) y princesa(mujer-pasiva); sino que el relato habla de la rivalidad entre madre e hija con motivo de la belleza.
Por tanto,considerarlo un cuento machista no tiene mucho sentido, si nos fijamos en su significado último.
También se puede leer como un interesante cuento de mujeres escrito para mujeres.
¿Qué madre actual no tiene problemas con su hija, sobre todo cuando se acerca la adolescencia?

Tanakil dijo...

Hola,
Lo veo una tontería. Gracias a este tipo de opiniones, las versiones originales de los cuentos se perdieron y se fueron transformando con los siglos. ¿Vamos a volver a cambiarlos? Hace tiempo ya salió un libro titulado Cuentos infantiles políticamente correctos.
Saludos,
Tanakil.

Ana Lorenzo dijo...

Creo que no hay que cambiar los cuentos para hacerlos políticamente correctos: pierden mucho. Al final acabamos con Teletubbies de colores y formas con sexos apenas definidos (aunque creo que hubo follón con el de color morado, no recuerdo su nombre).
Aparte, los hermanos Grimm, por ejemplo, tienen cuentos en que podrían ser acusados de antisemitismo. En la última biblioteca pública de Nueva York en la que se podía consultar en libre acceso Tintin au Congo lo han cerrado en un almacén para consultar bajo solicitud por la forma en que se ven los africanos reflejados.
Yo creo y siempre he creído que lo ideal es leer los libros en que hay prejuicios al lado de los niños, y explicarles por qué y cómo en esa época estaban las cosas, pero no hacer el arte aséptico, por favor, que entonces no va a interesar a nadie.
Jorge, un gusto ver siempre tu blog y todas las entradas.
Un beso.

Anónimo dijo...

Una vez, le pregunté a una chica: ¿Por qué te gusta tanto Buffy Cazavampiros?.
Ella me miró sonriendo y me contestó:
Porque es una tía que da patadas voladoras a los hombres.

Los tiempos cambian. Hay que tomárselo a broma.

eather dijo...

Yo quiero igualdad, no estupideces y esta es una de muchas.

Crecí con esos cuentos y no tengo ni traumas ni me siento inferior a los hombres... en fin.

Es un entretenimiento para no hablar de cosas importantes.

Hacía tiempo que no me pasaba por tu blog!!!
Un besazo :)

Que por cierto, me he cambiado yo de blog

Blanca dijo...

Creo que cada cuento o novela escrito en una época lógicamente refleja el pensamiento o la sociedad de entonces. No debemos cambiar esas historias sino leerlas junto a nuestros hijos y así explicarles la diferencia entre aquellos años y los nuestros.
Un abrazo

jg dijo...

Interesante opinión la de Elvira Líndo: http://www.elpais.com/articulo/opinion/vida/patadas/elpepusocdgm/20100418elpdmgpan_2/Tes

Rasa dijo...

Considero que es una soberana estupidez esta polémica...¿qué necesidad hay de "revisar" los cuentos infantiles? Esos que nos han hecho soñar a todas....y a todos...¿qué chico no ha soñado con derrotar dragones? Ahora es más complicado...ahora se sueña con otras cosas...pero ¿de eso tienen culpa los cuentos? Por favor...menuda tonteria! Lo que está claro es que se quiere mirar para otro lado y echar culpa a temas que no la tienen. Pensemos en qué está fallando la sociedad de hoy en día y no en que los cuentos son los responsables de la violencia de género y de la desigualdad. Llamemos a las cosas por su nombre y miremos cuál es el problema realmente. Claro que, es muy fácil esconder la verdad y lanzar la culpabilidad a otro lado....
Blancanieves ha cantado felizmente en todo momento...aunque no conociera a su príncipe...la Bella durmiente mostraba su amor a sus familiares, a los animales del bosque (¿Decimos que también los cuentos son los culpables de la degradación del Medio ambiente? Eso no queda tan bien ¿verdad?) Los cuentos son educativos 100% la cuestión es en educar con ellos de manera correcta y en plasmar unos valores firmes y correctos desde la niñez (valor que corresponde mucho a los padres, claro que, también a la sociedad...). Los niños tienen derecho a soñar, a imaginar, a creer...Cuando se tenga la suficiente madurez ya cada uno hará su valoración sobre si existen o no los príncipes azules o los finales felices...
Eduquemos en el amor propio que se debe tener una mujer así misma...y evitaremos tener que hablar de sumisión al hombre (tema en el que ya podemos meter si queremos los embarazos no deseados, etc.)
No hagamos que los niños crezcan antes de lo que les corresponde, déjemosles soñar...¿Vemos a Blancanieves trabajando como secretaria en una oficina o al príncipe? El consumismo tiene la culpa de todo...el capitalismo...el materialismo...que quiere que los niños sean "eficaces" apenas nazcan....
¡VIVAN LOS CUENTOS DE HADAS, LOS PRÍNCIPES AZULES Y LOS FINALES FELICES! ¡VIVA LA ILUSIÓN Y LA ESPERANZA!